La Moda Y La Belleza

SSoy diseñadora de moda, lo cité al principio. Ejerzo mi carrera desde hace 15 años, en la que Dios y la vida me han dado grandes satisfacciones profesionales, hasta que un día todo mi mundo se paralizó y mis sueños se fueron al trastero; llegó a mi vida lo que yo llamo EL MONSTRUO DE LA ENFERMEDAD: fui diagnosticada de anorexia y bulimia, mi vida se fue desvaneciendo y, con ella, mis sueños.

Fue un duro proceso. En el fiel positivo de la balanza, mi gran fortuna: EL APOYO DE MI MADRE. Su lucha incansable por salvar mi vida. No le fue fácil, porque para ella, como para muchas madres, el desconocimiento y la falta de información frente a esta situación le estaba pasando una factura muy grande. MI VIDA, la de su hija, se le escurría entre los dedos de sus manos. Por fortuna, encontró una luz después de mucho correr, de mucha ansiedad, de mucha tristeza… y pudo ingresarme en un lugar especializado.

Lo más importante de estar allí, aceptar y ser consiente de mi estado fue ¡QUERER VOLVER A SOÑAR Y BAILAR MIS SUEÑOS! Y ahí entendí una frase de mi madre que para mí es muy sabia:

LAS EXCUSAS SON LOS CLAVOS DE LOS GRANDES FRACASOS

¿Por qué lo digo? Porque hoy, después de ganarle la carrera a ese terrible monstruo, he comprendido que: ¡NO EXISTEN LAS EXCUSAS PARA ALCANZAR EN MÍ, MIS SUEÑOS NI EN TI LOS TUYOS!

Mi mejor medicina fue retomar mi Profesión desde la parte sana. Estando ingresada, un día me desperté con la ilusión de darle una visión diferente a mi marca. Ahí me di cuenta que poco a poco podía superar mis miedos, enfrentar mi enfermedad y qué mejor herramienta que mi propia profesión: la MODA. Porque os he de confesar que fue ella quien me dio las alas para volver a volar.

Y fue en ese mismo instante que empecé a crear un gran proyecto, donde se fusionaran la moda con una línea de responsabilidad social. En ese proyecto involucré a algunas de mis compañeras que estaban ingresadas junto conmigo. Era maravilloso. Un proyecto donde la MODA transmitiría un mensaje de conciencia, amor propio y que ayudara a romper paradigmas y estereotipos. La triste realidad, hoy, es que todavía el proyecto sigue siendo eso: un proyecto sobre el papel, y que algunas de mis compañeras ya no están; la enfermedad les ganó la carrera.

Esta Enfermedad Es Cruel Y Mata, Aunque Pocos Sean Conscientes De Ello

Y es por eso que, “nuestro proyecto”, el de las que son y están y el de las que fueron y ya no están, ha de seguir adelante tratando de comunicar y sensibilizar a una sociedad lega en esta afección mental, que desconoce la esencia maligna y destructora de voluntades de la propia enfermedad y de sus terribles consecuencias; una sociedad que nos aísla, nos etiqueta y denigra, cuando no, nos desprecia por ignorancia; una sociedad que busca culpables o se auto-inculpa a falta de una mayor comprensión, cuando sus hijos se convierten en presa fácil de esa afección; una sociedad que se refiere a nosotros como una consecuencia de los patrones de la moda y de la ambición personal por aparentar y por atraer, porque vale pena quitar la etiqueta social y el amarillismo que ha llevado a muchos, que hoy ya no están, a tomar decisiones tan drásticas como es el suicidio.

Por eso, con todo lo que os he y seguiré contando, es que reafirmo en que LA MODA NO ES CULPABLE. Conseguí entender que fui yo la responsable por no enfrentar mis miedos, mis debilidades y mis problemas como debía, y mi mejor excusa fue esconderme detrás de este factor social MODA/TCA. Y este es un grave error que se debe evitar porque no es cierto y porque esconde la auténtica verdad y realidad de esta enfermedad.

Esta enfermedad no afecta solo a famosos ni a modelos ni a los que tenemos que ver con la moda, como muchos puedan pensar, puede afectar a cualquiera, como cualquier otra adicción, sea el alcohol, las drogas o el juego. Es una enfermedad que mata, sí, pero LA MODA NO ES LA CULPABLE. Culpable en todo caso, si es que hay que encontrar alguno, es quien enfoca su vida desde punto de vista no sano, porque yo hoy os puedo decir que la MODA cambio mi vida cuando yo logré ordenar mis ideas.

Ahora, creo y diseño desde la parte sana, los paradigmas y estereotipos han saltado rotos por los aires. Y es por eso, que llegué a la conclusión de que somos imperfectamente hermosos y que debemos tomar y difundir conciencia.

¡Desde ahí, de mis debilidades, desde mis imperfecciones, aprendí a conocer y querer mi YO INTERIOR! Y esta es la razón que hoy me impulsa a compartir con todos mi FORMULA MÁGICA para seguir creando MODA, soñar y bailar con mis sueños.

(En la próxima entrega os explicaré en qué consiste esta FORMULA MÁGICA)

Si tienes cualquier inquietud respecto a esta enfermedad en la que yo te pueda ayudar, me puedes escribir por privado o directamente aquí mismo. Si quieres aportar cualquier información relativa a los TCA que crees que puede ser interesante de ser publicada, envíamela y también la publicaré. Y por favor apoya, con todas las opciones que nos pone Linkedin a nuestro alcance, estos escritos para que vayan llegando a cuantos lo necesiten.

Es la enfermedad mental con más mortalidad por las complicaciones físicas que provoca y por suicidio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *